HCMBlog

Buscamos impactar en las organizaciones para que cumplan sus sueños, apoyándonos en la tecnología para mejorar la gestión de sus principales actores, las personas.

Las organizaciones generan muchos datos cada día, desde distintos flancos: ventas, movimientos de stock, producción, asistencia del personal, remuneraciones, desempeño, selección de personas, etc. Es fácil entender que estos datos son registros que provienen de procesos y/o acciones de diferentes áreas de la organización, y usualmente así se trabajan. Es más, muchas veces los datos son sólo eso: datos.

En nuestra experiencia trabajando con clientes y personas, tanto en el ámbito organizacional como de la psicología clínica, nos ha llamado fuertemente la atención la relación entre la gestión del cambio y los procesos de duelos individuales que viven los colaboradores de una organización. Nos sorprendió que la literatura en torno a la gestión del se focaliza mucho en los procesos y etapas del cambio en sí, visto desde la organización, pero se profundiza poco en los procesos personales a la base, los cuales son, en definitiva, los que permiten la implementación real de un proceso de cambio.

La transformación digital es ya un tema contingente en las organizaciones que tiene directo impacto en la atención y servicios que brindamos a nuestros clientes, y que avanza por las distintas áreas de las organizaciones modificando la manera en que hacemos las cosas en nuestro día a día, otorgando grandes oportunidades de innovación.

Se habla mucho del concepto de "transformación digital", de las nuevas tecnologías de la información, sistemas informáticos, y de digitalización de la información. Con frecuencia no se entiende bien cuáles son las diferentes etapas de este proceso, y cuál es el rol de Recursos Humanos en este proceso.

Cuando hablamos sobre gestión de personas, lo primero que pensamos es acerca de remuneraciones, contrataciones, desvinculaciones, y probablemente evaluaciones de fin de año. Lamentablemente, los líderes en gestión de personas son frecuentemente vistos por los colaboradores como un enemigo: el que rechaza los aumentos de sueldo, el que bloquea los ascensos, e incluso el que despide innecesariamente. Pero, si les diesen la oportunidad de elegir… ¿Crees que al Gerente de RRHH le gustaría transformarse en el enemigo de todos y poner el foco de su trabajo en aquellas temáticas administrativas, tediosas e impopulares?. Ciertamente no.

Uno de los mayores desafíos que enfrentamos en el mundo de la tecnología, específicamente en aquella que se ofrece como servicio continuo (los conocidos Softwares as a Service –SaaS), es la de dar en el gusto a todos los usuarios. “Quien mucho abarca, poco aprieta” dice el dicho. Y en este caso aplica perfectamente.

A muchos nos ha tocado participar de un proceso de evaluación del desempeño en nuestra organización, y probablemente muchos se han preguntado cuál es el impacto de ésta práctica, más allá de generar una instancia de análisis en base a una fotografía del momento.

La transformación digital ha llegado –para quedarse- al mundo organizacional. Ya las personas han adoptado la tecnología –fija y móvil- para apoyar prácticamente todos los aspectos de su vida, y la brecha con el mundo organizacional poco a poco se ha ido acortando. Áreas como el marketing, las ventas, las operaciones, la contabilidad, etc, cada vez operan más apoyados en tecnología, para automatizar procesos, generar información en tiempo real, reportes comparativos, entre otras cosas.

Las técnicas y herramientas de People Analytics pueden ayudar a las organizaciones a identificar, reclutar y premiar a los mejores colaboradores. Bill James, escritor, historiador y referencia en cuanto a la historia y estadística del baseball dijo, “Siempre habrá personas que se encuentran por delante de la curva y otros que están detrás de la ...